El Gobierno regional pone en valor el gran peso de la aportación de la empresa familiar al PIB de Castilla-La Mancha