ARTÍCULO DE BLOG

AdBlue y el dilema de los anti-cristalizantes: Desmitificando verdades

Desde Energías Sánchez y Murcia, comprometidos con ofrecer productos de alta calidad y fomentar prácticas responsables en el uso de combustibles y aditivos, queremos arrojar luz sobre una cuestión que ha generado confusión: el uso de anti-cristalizantes en AdBlue®. Para ello, nos hemos dirigido a la fuente más autorizada en la materia, la VDA (Asociación Alemana de la Industria del Automóvil), responsable de la patente de AdBlue® y su regulación. Aquí te compartimos información crucial:

  1. Integridad del producto: Según la norma ISO 22241-1, el AdBlue® se concibe sin aditivos. Esta pureza es esencial para garantizar su funcionalidad y seguridad.
  1. Fidelidad a las especificaciones: La introducción de aditivos en AdBlue® modifica su composición original, lo que resulta en un producto que no cumple con los estándares de ISO 22241, y por ende, no puede ser considerado genuino AdBlue®.
  1. Correcta denominación: Es incorrecto etiquetar como AdBlue® a cualquier producto DEF o AUS32 que contenga aditivos, ya que esto va en contra de las directrices establecidas por la VDA.
  1. Regulaciones estrictas: Está terminantemente prohibido nombrar cualquier mezcla con aditivos como AdBlue®, una norma que protege tanto al consumidor como al medio ambiente.
  1. Decisión informada: La elección del aditivo adecuado recae finalmente en el propietario del vehículo, aunque es crucial entender que el uso de productos no conformes podría comprometer el sistema SCR (Reducción Catalítica Selectiva) del vehículo, anulando cualquier derecho a reclamaciones o garantías.

Desde Energías Sánchez y Murcia, y con el respaldo de la evaluación de IQC Ide Quality Consulting GmbH, un organismo externo especializado, instamos a todos los usuarios de AdBlue® a evitar el uso de aditivos. Los estudios demuestran que los aditivos pueden alterar significativamente los parámetros técnicos del AdBlue®, comprometiendo su eficacia y seguridad. Un AdBlue® puro, almacenado correctamente, no debería generar problemas de cristalización, siendo los casos reportados mayoritariamente resultado de un manejo inadecuado durante el almacenamiento o por defectos en los contenedores.

Para mantener la efectividad y seguridad de tu AdBlue®, te recomendamos:

  • Gestión adecuada del almacenamiento: Alinea tus pedidos y prácticas de almacenamiento con tu consumo real de AdBlue®, asegurando la calidad y eficiencia del producto.
  • Recomendaciones de almacenamiento: El AdBlue® a granel debe ser guardado en tanques diseñados específicamente para su almacenamiento, desaconsejando el uso reiterado de contenedores que no sean reacondicionados periódicamente.

En Energías Sánchez y Murcia, nos esforzamos por promover el uso responsable de AdBlue® y otros combustibles, contribuyendo así a la protección del medio ambiente y al rendimiento óptimo de tu vehículo. Siguiendo estas pautas, juntos avanzamos hacia un futuro más sostenible.

Artículos Relacionados